Archivo de la etiqueta: refrán

Los hijos de tigre no son pintitos


Existe un refrán español, también muy usado en México que reza:

Hijo de tigre, pintito.

Según mi experiencia, que tal vez coincida con la del amable lector, a este refrán en la práctica totalidad de las veces que se le cita en la caja idiota (que además contagia y es también conocida como televisión), en radio y en algunos medios escritos (al parecer, con poco cuidado) se le intenta explicar como referente a que el hijo es muy parecido al padre. Pues vaya torpeza.

¿Por qué digo que es una torpeza? Ah, pues casi por nada: porque los tigres no son pintos, sino rayados. Enseguida ofrezco un par de pruebas, primero un tigre adulto:

Tigre siberiano

Tigre siberiano

- ¡Ah, pero ese no es un cachorro! dirá uno de los presentadores de la susodicha caja, desde luego contagiado hasta las cachas. Bien, acá tenemos un par de cachorros, incluso de distintos colores:

Cachorros de tigre

Cachorros de tigre

Si consultamos el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), veremos que la definición de raya, en la primera acepción de su primera fuente etimológica, es:

raya (1).
(Del b. lat. radia, y este del lat. radĭus, rayo).
1. f. Línea o señal larga y estrecha que por combinación de un color con otro, por pliegue o por hendidura poco profunda, se hace o se forma natural o artificialmente en un cuerpo cualquiera.

Ahora, si consultamos de nuevo el diccionario de la RAE, notaremos que la definición de pinto, en las acepciones que nos son de utilidad de su segunda fuente etimológica, dice:

pinto, ta (2).
(Del lat. vulg. *pinctus, part. pas. de *pinctāre, pintar; cf. lat. pictus, part. pas. de pingĕre).
1. adj. desus. Dicho de animales o de cosas: De diversos colores.
3. f. Mancha o señal pequeña en el plumaje, pelo o piel de los animales y en la masa de los minerales.
4. f. Adorno en forma de lunar o mota, con que se matiza algo.

Nótese que la acepción que nos resulta más interesante es la número 3: mancha o señal pequeña. A mí por lo menos me parece que las manchas en la piel de los tigres no son pequeñas, sino más bien grandes y alargadas. De modo que, estaremos de acuerdo, los tigres y sus cachorros tienen rayas en la piel, no manchas.

Notemos que, por ejemplo, la piel del jaguar sí tiene manchas:

Jaguar

Jaguar

El mencionado refrán no tiene por objetivo hacer alusión a que un hijo se parece mucho al padre, sino exactamente a lo contrario, que el hijo es muy distinto del padre considerando que “tiene manchas” (como el jaguar, por ejemplo), mientras que el padre “es rayado, como tigre”.

Si lo que se busca es un refrán o dicho que aluda a la semejanza entre alguna persona y su vástago, uno apropiado sería:

De tal palo tal astilla

o bien:

De casta le viene al galgo ser rabilargo

uno más:

Lo que se hereda no se hurta

Si eres presentador, actor o lector de noticias en la televisión y has cometido el error de mencionar a los cachorros de tigre pintitos queriendo dar a entender que el hijo es como el padre, entonces escribe 100 veces en tu cuaderno (así no aprenderás mucho, pero al menos te mantendrás ocupado y no dirás más zonceras en ese tiempo):

Los tigres y sus cachorros son rayados, no manchados


Referencias: